divendres, 30 de maig de 2014

Gengis Kan

Nos hemos levantado tarde. En la yurta (le llamaremos GER, que es como aqui la llaman)( http://es.wikipedia.org/wiki/Yurta ) hemos dormido de fabula. Nos ofrecieros dormir en habitacion o en el gerts y nosotros, avidos de aventura, sin dudarlo a la tienda! En el ger donde hemos dormido caben unas 8 personas, tiene una estufa de lena y una pequena pica para lavarse sin agua corriente.
Desde Ucrania que la disponibilidad de agua corriente en casas, bares, restaurantes fuera de ciudad es muy reducida. Normalmente tienen un pequeno deposito que va llenando de agua y en la parte inferior una pieza que al colocar las manos debajo lo tocas y abre el paso del agua. (foto en cuando tengamos acceso)
Desayunando coincidimos con el chico coreano que conocimos ayer y al acabar nos fuimos junto a visitar la colosal estatua de Gengis Kan a unos 45 kms de Ulan Bator.
En el mismo Oasis pedimos que en un papel nos escriban en mongol: 'podria indicarme como llegar a la estatua de Gengis Kan?' y nos fue muy bien porque cuando nos parecia estar proximos preguntamos varias veces en gasolineras que nos indicaron los desvios que debiamos tomar.
La estatua se ve a lo lejos. Como la Madre Rusia de Volgogrado, es enorme! Es plateada y brilla al sol lo que le da un punto aun mas de extraordinario. Aparcamos las motos y empezamos a subir la escalinata hacia los pies de Gengis, del caballo de Gengis mejor dicho. La escalinata es majestuosa, pero de construccion sencilla. Algunas de las losas de piedra que la forman se han movido o roto y se ve que ha sido hecha casi sobre la propia montana, sin apenas preparar la superficie. En lo alto de la escalera nos reciben dos especatculares guerreros mongoles de bronce sobre sus caballos.
Entramos en el edificio que hay bajo Gengis tras pagar la entrada de turista. Muy amablemente nos explican que podemos encontrar en el edificio y los accesos a la parte superior, para subir a la escultura o para comer algo en el el restaurante.
Empezamos la visita dando una vuelta por el museo y nos entretenemos un buen rato entre vitrinas. (http://es.wikipedia.org/wiki/Gengis_Kan)
 Llega la hora de subir. Esta visita era una de las previstas y indispensables del viaje.
Salimos al exterior sobre la crin del caballo. Ahora nos damos cuenta que la escultura es de acero inoxidable  pulido (a falta de comprobarlo con un iman). Como tantas veces nos ocurre es muy complicado describir el momento. La sensacion de desproporcion a lo que estamos acostumbrados nos abruma. Te sientes pequeno ante el reluciente Gengis y las vistas desde la crin de su caballo son espectaculares. Es ahora cuando nos damos cuenta de lo enorme que es esta escultura.
(colgaremos fotos en cuanto podamos)

Nos despedimos de Gengis desde la cima de la montana de delante a la que hemos subido en moto campo a traves. Sacamos alguna de las fotos que quedaran para el recuerdo, desde aqui la vista general es muy buena.

A las cuatro habiamos quedado con Kosh, un japones propietario del taller mecanico junto al Oasis. Decimos junto pero para ser mas exactos, el taller tiene acceso directo al Guesthouse. Queriamos cambiar las ruedas de las Gs's antes de afrontar las etapas de offroad al salir de Ulan Batar.
A golpe de palanca y fuerza bruta cambiamos entre todos las cuatro ruedas en poco mas de dos horas ademas de reponen algun tornillo perdido y bombilla fundida.

Cenamos en el Oasis y a dormir que manana salimos hacia el Gobi!!

(fotos cuando podamos)(disculpad la ortografia, estoy delante de un teclado ruso y lo complica un poco)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada