dilluns, 12 de maig de 2014

Volga - Saratov - Samara

Nos quedamos "durmiendo" (pasando la noche) en el embarcadero del ferry que cruza el Volga. A las 4:00 ya empieza a amanecer y nos pusimos en pie cuatro horas antes del primer ferry. Tubimos la oportunidad de ver un fantastico amanecer y explorar la zona mas proxima.
Al rato llegaron los policias en la lancha y nos invitaron a tomar un te con ellos mientras Sergey, acostumbrado a este movimiento en el embarcadero ni se levanto de la cama. Los policias hablaban tambien un correctisimo ruso y la comunicacion fue escasa pero totalmente amigable. Nos enseñaros varios videos en el movil de lobos que habitan por la zona y por lo que entendimos a menudo les dan caza.Nos dijeron que salieramos alrededor del embarcadero y buscaramos pisadas de lobo. Encontramos bastantes pero no sabemos si son del perro de Sergey o éste no tiene narices de alejarse tanto sabiendo que sus compañeros andan por ahi.
Comimos galletas y tomamos te hasta que aparecio Sergey y los policias se despidieron y se fueron a dormir en pequeñas habitaciones como la nuestra.
A las 6.30 llegó el ferry y descargaron varios coches que se perdieron por la carretrera dirección sur. Nosotros embarcabamos a las 8:00 y salimos despidiendonos de nuestros anfitriones.


Al cruzar Saratov nos cruzamos con una BMW F650 que al momento debió dar media vuelta porque en menos de un minuto ya lo teníamos al lado haciéndonos gestos para que paráramos. Era un chico joven que se ofreció para echarnos una mano en lo que hiciera falta. Le comentamos que solo queríamos cruzar la ciudad y se ofreció a acompañarnos. Mientras hablábamos apareció Egor con cara de preocupación. Nos dijo que le estaba fallando la moto. Que le costaba ponerla en marcha, como si le fallara la bateria. Nos ofrecimos los tres a mirar de solucionarlo pero nos dijo que tenia amigos en la ciudad y que les habia llamado para que le prestaran un cargador de baterías, además Egor pasaba la noche en su casa. Nos despedimos de él cuando pudo poner la moto en marcha y llegar así sin problemas a su destino.
El chico de la F650 hizo que le siguiéramos y sorteamos la retención de tráfico de salida del trabajo siguiéndole entre los coches que iba haciendo apartar haciendo sonar el claxon como si fuéramos de urgencias. Ya fuera de la ciudad siguió con nosotros hasta dejarnos totalmente encarados a la carretera que debíamos tomar. Muchas gracias de nuevo al colectivo motorista de Rusia!!

Al día siguiente llegamos a Samara con la intención de visitar el Museo Aeroespacial.         http://www.ssau.ru/english/
Nos acercamos tanto como fuimos capaces a la dirección que habíamos encontrado en Internet y paramos a preguntar. Estábamos en la zona que parecía universitaria y preguntamos a dos chicos que se ofrecieron a acompañarnos hasta la puerta del museo. El museo es complicado de encontrar ya que nos llevaron a lo que debía ser la entrada y era la misma facultad de estudios aeroespaciales. El vigilante de la puerta nos dijo que era tarde para entrar y que el día siguiente era el día de la Victoria i que los museos estarían todos cerrados. Le pedimos que  nos dejara entrar en el vestíbulo y pudimos hacer unas fotos a un batiscafo, poca cosa sabiendo lo que nos perderíamos.


1 comentari:

  1. Mucho te y poco vodka... en las pelis rusas es al revés!
    Cuándo una danza rusa!?

    ResponElimina